The Book of Common Prayer
United States England Scotland Ireland Wales Canada World

    Libro de Oración Común
The Book of Common Prayer in Spanish (1928)

 

Colectas, Epístolas y

Evangelios

Que se deben usar durante el Año
 

 

The translation used is the Reina-Valera, a classic Spanish translation made around 1600.

 

La Colecta, la Epístola y el Evangelio, designados para cada Domínica servirán toda la semana, cuando no está ordenado en este libro de otra manera.

La Colecta designada para cualquier domingo, u otra fiesta puede usarse en el Oficio Vespertino del día anterior.

 
ESTACION DE ADVIENTO.

Primera Domínica de Adviento.

Colecta.

DIOS Todopoderoso, concédenos que echemos de nosotros las obras de las tinieblas, y nos revistamos con las armas de luz en esta vida mortal, a la cual Jesucristo tu Hijo, con grande humildad vino a visitarnos; para que en el día postrero, cuando vuelva con Majestad gloriosa a juzgar a los vivos y a los muertos, resucitemos a la vida inmortal, por el mismo Jesucristo, que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, ahora y por siempre. Amén.

Esta Colecta se repetirá cada día después de las otras Colectas, durante el Adviento hasta la víspera de la Fiesta de la Natividad.

Epístola. Rom. xiii. 8.

Evangelio. S. Mat. xxi. i.

Rom. 13:8-14

Matt. 21:1-13


Segunda Domínica de Adviento.

Colecta.

BENDITO Señor, que hiciste que las Santas Escrituras se escribiesen para nuestra enseñanza; Concede que de tal manera las oigamos, las leamos, las consideremos, las aprendamos y las examinemos cuidadosamente, que podamos asimilarlas en nuestro interior, para que por medio de la paciencia, y del consuelo de tu santa Palabra, abracemos y conservemos hasta el fin, la esperanza bendita de lavida eterna, queTú nos has dado enJesucristo nuestro Salvador. Amén.

Epístola. Rom. xv. 4.

Evangelio. S. Lucas xxi. 25.

Rom. 15:4-13

Lucas 21:25-33


Tercera Domínica de Adviento.

Colecta.

OH Señor Jesucristo, que en tu primera venida enviaste tu mensajero a preparar tu camino delante de ti; Concede que los ministros y dispensadores de tus misterios preparen también, y dispongan tu camino, volviendo los corazones de los desobedientes a la sabiduría de los justos, para que en tu segunda venida a juzgar al mundo encuentres que somos un pueblo agradable a tus ojos; Tú que vives y reinas con el Padre y el Espíritu Santo siempre, Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Epístola. 1 Cor. iv. i.

Evangelio. S. Mat. xi. 2.

1 Cor. 4:1-5

Matt. 11:2-10


Cuarta Domínica de Adviento.

Colecta.

OH Señor, te rogamos que exaltes tu poder, y vengas a socorrernos con tu gran potencia y ya que por nuestros pecados y maldades nos hallamos abrumados e inhábiles para contender en la carrera que se nos propone, que tu gracia y tu misericordia abundantes prontamente nos libren y ayuden; mediante Jesucristo nuestro Señor, a quien, contigo y el Espíritu Santo, sean dadas honra y gloria eternamente. Amén.

Epístola. Filip. iv. 4.

Evangelio. S. Juan. i. 19.

Fil. 4:4-7

Juan 1:19-28


ESTACION DE NAVIDAD.

El Nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo o Fiesta de la Natividad.
[25 de diciembre.]

Colecta.

OMNIPOTENTE Dios, que nos diste a tu unigénito Hijo para que tomase sobre sí nuestra naturaleza, y naciese en un tiempo como éste de una virgen pura; Concede, que siendo regenerados y hechos tus hijos por adopción y gracia, seamos cada día renovados con tu Santo Espíritu; mediante el mismo nuestro Señor Jesucristo, que vive y reina contigo y el mismo Espíritu siempre, Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Esta Colecta deberá ser repetida diariamente durante la Octava.

Epístola. Heb. i. 1.

Evangelio. S. Juan. i.1.
 

Heb. 1:1-12

Juan 1:1-14
 

Si en una Iglesia se celebra dos veces la Santa Comunión, en el día de la Natividad, la Colecta, Epístola y Evangelio siguientes, pueden usarse en la primera.

Colecta.

OH Dios, que haces que nos regocijemos con el recuerdo anual del nacimiento de tu Hijo único Jesucristo; Concede que como alegremente lo recibamos por nuestro Redentor, así también lo recibamos con segura confianza cuando venga a ser nuestro Juez, quien vive y reina contigo y el Espíritu Santo, Dios, por los siglos, de los siglos. Amén.

Epístola. Tito ii. 11.

Evangelio. S. Lucas ii. 1.

Tito 2:11-15

Lucas 2:1-14


San Esteban, Diácono y Mártir.
[26 de diciembre.]

Colecta.

CONCEDE, oh Señor, que, en todos nuestros padecimientos aquí en la tierra por atestiguar tu verdad, fijemos nuestra vista en el Cielo, y por medio de la fe contemplemos la gloria que nos ha de ser revelada; y que, llenos del Espíritu Santo, aprendamos a amar y bendecir a nuestros perseguidores, según el ejemplo de tu primer Mártir San Esteban, quien te rogó por sus verdugos, oh bendito Jesús, Tú que estás a la diestra de Dios para socorrer a todos los que sufren por ti, nuestro solo Mediador y Abogado. Amén.

Por Epístola. Hechos. vii. 55.

Evangelio. 5. Mat. xxiii. 34.

Hechos 7:55-60

Matt. 23:34-39


San Juan, Apóstol y Evangelista.
[27 de diciembre.]

Colecta.

MISERICORDIOSO Señor, te suplicamos que derrames sobre tu Iglesia los brillantes rayos de tu luz, para que, siendo iluminada con la doctrina de tu ben dito Apóstol y Evangelista San Juan, camine de tal modo a la luz de tu verdad, que finalmente alcance la vida ce lestial; mediante Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Epístola. 1 S. Juan i. 1.

Evangelio. S. Juan xxi. 19.

1 Juan 1:1-10

Juan 21:19-25


Los Santos Inocentes.
[28 de diciembre.]

Colecta.

OMNIPOTENTE Dios, que por boca de los pequeñuelos y de los niños de pecho fundaste la fortaleza e hiciste que los parvulitos te glorificaran con su muerte; Mortifica y destruye en nosotros todo género de vicios y fortalécenos con tu gracia, para que por la inocencia de nuestras vidas, y por la constancia de nuestra fe aun hasta la muerte, glorifiquemos tu Santo Nombre; mediante Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Por Epístola. Rev. xiv. i.

Evangelio. S. Mat. ii. 13.
 

Rev. 14:1-5

Matt. 2:13-17
 

Si hubiere más días antes de la Domínica después de la Natividad la Epístola, y Evangelio primeros que se indican para el día de la Natividad servirán para ellos.


Primera Domínica después de la Natividad.

Colecta.

OMNIPOTENTE Dios, que nos diste a tu unigénito Hijo para que tomase sobre sí nuestra naturaleza, y naciese en un tiempo como éste de una virgen pura; Concede que siendo regenerados y hechos tus hijos por adopción y gracia, seamos cada día renovados con tu Santo Espíritu; mediante el mismo nuestro Señor Jesucristo, que contigo y el mismo Espíritu siempre es un solo Dios, y vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

Epístola. Gal. iv. 1.

Evangelio. S. Mat. i. 18.

Gal. 4:1-7

Matt. 1:18-25


Día de la Circuncisión de Cristo
[1 de enero.]

Colecta.

DIOS Todopoderoso, que permitiste que tu bendito Hijo fuese circuncidado, y sujeto a la ley de los hombres; Otórganos la verdadera circuncisión del Espíritu; para que teniendo nuestros corazones y cuerpos mortificados para todo deseo mundano y carnal, te obedezcamos en todo y por todo según tu santa voluntad; mediante el mismo Jesucristo tu Hijo, nuestro Señor. Amén.

Epístola. Filip. ii. 9.

Evangelio. S. Lucas ii. 15.

Fil. 2: 9-13

Lucas 2:15-21


Segunda Domínica después de la Natividad.

Colecta.

DIOS Omnipotente, que has derramado sobre nosotros la nueva luz del Verbo encarnado; Concede que esa misma luz encendida en nuestros corazones pueda también brillar en nuestras vidas; mediante Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Por Epístola. Isaías. lxi. 1.

Evangelio. S. Mat. ii. 19.

Isaías 61: 1-3

Matt. 2:19-23


ESTACION DE EPIFANIA.

Epifanía, o la Manifestación de Cristo a los Gentiles.
[6 de enero.]

Colecta.

OH Dios, que por medio de una estrella manifestaste tu unigénito Hijo a los Gentiles; Concede por tu misericordia que nosotros que ahora te conocemos por medio de la fe, después de esta vida tengamos la fruición de tu Gloriosa Deidad; mediante Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Esta Colecta deberá ser repetida diariamente durante la Octava.

Epístola. Efes. iii. 1.

Evangelio. S. Mat. ii. 1.
 

Efes. 3:1-12

Matt. 2:1-12
 

La Epístola, y Evangelio anteriores se usarán cada día, hasta el siguiente domingo.


Primera Domínica después de Epifanía.

Colecta.

OH Señor, suplicámoste que por tu gran clemencia recibas los ruegos de tu pueblo que te invoca; y concedas que conozca y comprenda lo que le es conveniente hacer, y que tu gracia y virtud le muevan a cumplirlo fielmente; mediante Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Epístola. Rom. xii. 1.

Evangelio. S. Lucas ii. 41.

Rom. 12:1-5

Lucas 2:41-52


Segunda Domínica después de Epifanía.

Colecta.

OMNIPOTENTE y Eterno Dios, que gobiernas todas las cosas en el cielo y en la tierra; Oye misericordiosamente las súplicas de tu pueblo, y concédenos tu paz todos los días de nuestra vida; mediante Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Epístola. Rom. xii. 6.

Evangelio. S. Marcos. i. 1.

Rom. 12:6-16b

Marc. 1:1-11


Tercera Domínica después de Epifanía.

Colecta.

OMNIPOTENTE y eterno Dios, mira misericordiosamente nuestra fragilidad, y en todos nuestros peligros y necesidades extiende tu diestra para ayudarnos y defendernos: mediante Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Epístola. Rom. xii. 16.

Evangelio. S. Juan ii. 1.

Rom. 12:16c-21

Juan 2:1-11


Cuarta Domínica después de Epifanía.

Colecta.

OH Dios, que sabes nos hallamos rodeados de tantos y tan grandes peligros, que a causa de la fragilidad de nuestra naturaleza no podemos estar siempre firmes en lo justo; Concédenos la fortaleza y la protección necesarias para sostenemos en todo peligro, y triunfar de toda tentación; mediante Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Epístola. Rom. xiii. 1.

Evangelio. S. Mat. viii. 1.

Rom. 13:1-7

Matt. 8:1-13


Quinta Domínica después de Epifanía.

Colecta.

OH Señor, te suplicamos guardes continuamente a tu Iglesia y Familia en tu verdadera religión; para que quienes confían solo en la esperanza de tu gracia celestial, sean defendidos siempre por tu gran poder; mediante Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Epístola. Col. iii. 12.

Evangelio. S. Mat. xiii. 24.

Col. 3:12-17

Matt. 13:24-30


Sexta Domínica después de Epifanía.

Colecta.

OH Dios, cuyo bendito Hijo fué manifestado para que destruyese las obras del diablo, y nos hiciese hijos de Dios, y herederos de vida eterna; Concédenos, te suplicamos, que, teniendo esta esperanza, imitemos su pureza; para que cuando aparezca otra vez con poder y grande gloria, seamos hechos semejantes a El en su eterno y glorioso reino; donde contigo, oh Padre, y contigo, oh Espíritu Santo, El vive y reina siempre, Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Epístola. I S. Juan iii. 1.

Evangelio. S. Mat. xxiv. 23.

1 Juan 3:1-8

Matt. 24:23-31


ESTACION ANTE-CUARESMAL.

Domínica de Septuagésima o tercera Domínica antes de la Cuaresma.

Colecta.

SUPLICAMOSTE Señor, oigas benignamente los ruegos de tu pueblo; para que los que justamente somos castigados por nuestras culpas, seamos por tu bondad misericordiosamente librados, para gloria de tu Nombre; mediante Jesucristo nuestro Salvador, quien siendo un solo Dios contigo y el Espíritu Santo, vive y reina, por los siglos de los siglos. Amén.

Epístola. I Cor. ix. 24.

Evangelio. S. Mat. xx. 1.

1 Cor. 9:24-27

Matt. 20:1-16


Domínica de Sexagésima, o segunda Domínica antes de la Cuaresma.

Colecta.

SEÑOR Dios, que conoces que no podemos confiar en nada de lo que hacemos; Otorga misericordiosamente, que seamos por tu poder librados de toda adversidad; mediante Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Epístola. II Cor. xi. 19.

Evangelio. S. Lucas viii. 4.

2 Cor. 11:19-31

Lucas 8:4-15


Domínica de Quincuagésima o Domínica inmediata a la Cuaresma.

Colecta.

OH Señor, que nos has enseñado que todas nuestras obras sin caridad son de ningún valor; de tal modo que los que viven sin ella están muertos para ti; Auxílianos con tu Espíritu Santo, y derrama en nuestros corazones el don excelentísimo de la caridad, que es el verdadero vínculo de la paz y de todas las virtudes. Haz esto por amor de tu Hijo único Jesucristo. Amén.

Epístola. I Cor. xiii. 1.

Evangelio. S. Lucas xviii. 31.

1 Cor. 13:1-13

Luc 18:31-43


ESTACION DE CUARESMA.

Primer Día de Cuaresma, comúnmente llamado Miércoles de Ceniza.

Colecta.

OMNIPOTENTE y Eterno Dios, que no sientes aversión por nada de lo que has creado, y que perdonas a los que. con verdadera fe se arrepienten; Crea en nos otros contritos corazones, y concédenos perfecto perdón oh Dios de toda misericordia! a los que lamentamos nuestros pecados y reconocemos nuestra miseria; por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Esta Colecta debe decirse durante toda la Cuaresma, después de la Colecta del día, hasla el Domingo de Ramos.

Por Epístola. Joel. ii. 12.

Evangelio. S. Mat. vi. 16.
 

Joel 2:12-17

Matt. 6:16-21
 

La Colecta, Epístola y Evangelio que anteceden se usarán todos los días, hasta el siguiente domingo, menos en la Fiesta de S. Matías.


Primera Domínica de Cuaresma.

Colecta.

OH Señor, que por amor nuestro ayunaste cuarenta días y cuarenta noches; Concédenos que vivamos con tal abstinencia, que, estando nuestra carne sujeta al Espíritu, obedezcamos siempre tus divinas inspiraciones en verdadera justicia y santidad, para honra y gloria tuya, que siendo un solo Dios con el Padre y el Espíritu Santo, vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

Epístola. II Cor. vi. 1.

Evangelio. S. Mat. iv. 1.

2 Cor. 6:1-10

Matt. 4:1-11


Segunda Domínica de Cuaresma.

Colecta.

DIOS Todopoderoso, que sabes bien que no hay en nosotros poder alguno para defendernos; Guárdanos exteriormente en nuestros cuerpos, e interiormente en nuestras almas; para que seamos librados de todas las adversidades que puedan molestar al cuerpo, y de los malos pensamientos que puedan ofender y dañar al alma; por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Epístola. I Tes. iv. 1.

Evangelio. S. Mat. xv. 21.

1 Tes. 4:1-8

Matt. 15:21-28


Tercera Domínica de Cuaresma.

Colecta.

TE suplicamos, Omnipotente Dios, que atiendas a los vivos deseos de tus humildes siervos, y extiendas la diestra de tu Majestad, para que sea nuestra defensa contra todos nuestros enemigos; mediante Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Epístola. Efes. v. 1.

Evangelio. S. Lucas xi. 14.

Efes. 5:1-14

Lucas 11:14-28


Cuarta Domínica de Cuaresma.

Colecta.

CONCEDE, suplicámoste, Omnipotente Dios, que aunque por nuestras malas obras merecemos, en justicia, ser castigados, por tu gracia misericordiosa obtengamos el perdón; mediante nuestro Señor y Redentor Jesucristo. Amén.

Epístola. Gal. iv. 21.

Evangelio. S. Juan. vi. 1.

Gal. 4:21-31

Juan 6:1-14


ESTACION DE PASION.

Quinta Domínica de Cuaresma, comúnmente llamada Domingo de Pasión.

Colecta.

SUPLICAMOSTE, Omnipotente Dios, que mires misericordiosamente a tu pueblo; para que por tu gran bondad sea gobernado y preservado siempre, en cuerpo y alma; mediante Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Epístola. Heb. ix. 11.

Evangelio. S. Juan viii. 46.

Heb. 9:11-15

Juan 8:46-59a


Domínica precedente a la de la Pascua, comúnmente llamado Domingo de Ramos.

Colecta.

DIOS Eterno y Todopoderoso, que, por tu tierno amor al género humano, enviaste a tu Hijo, nuestro Salvador Jesucristo, a revestirse con nuestra carne, y a sufrir muerte en la cruz, para que todo el género humano siguiese el ejemplo de su grande humildad; Concédenos, por tu misericordia, que imitemos el dechado de su paciencia, y seamos partícipes de su resurrección; mediante el mismo Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Esta Colecta se dirá todos los días, después de la Colecta señalada para cada día, hasta el Viernes Santo.

 

Epístola. Filip. ii. 5.

Evangelio. S. Mat. xxvii. 1.

Fil. 2:5-11

Matt. 27:1-54


Lunes antes de Pascua.

Colecta.

DIOS Todopoderoso, cuyo muy querido Hijo tuvo que padecer antes de subir al cielo, y ser crucificado antes de entrar en la gloria; Concede misericordiosamente que nosotros siguiendo la vía de la cruz, comprendamos que ella es la senda de vida y paz; mediante el mismo tu Hijo Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Por Epístola. Isa. lxiii. 1.

Evangelio. S. Marcos xiv. 1.

Isa. 63:1-19

Marc. 14:1-72


Martes antes de Pascua.

Colecta.

OH Señor Dios, cuyo bendito Hijo, nuestro Salvador, entregó sus espaldas a los sayones y no escondió su rostro ante la ignominia; Concédenos gracia para aceptar resignadamente los sufrimientos de esta vida, en la completa seguridad de la gloria que ha de ser revelada; mediante el mismo tu Hijo Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Por Epístola. Isa. l. 5.

Evangelio. S. Marcos. xv. 1.

Isa. 50:5-11

Marc. 15:1-39


Miércoles antes de Pascua.

Colecta.

ASISTENOS misericordiosamente con tu ayuda, Oh Señor Dios de nuestra salvación; para que podamos dedicamos con gozo a la meditación de estos grandiosos acontecimientos, por medio de los cuales nos has dado vida e inmortalidad; mediante Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Epístola. Heb. ix. 16.

Evangelio. S. Lucas xxii. 1.

Heb. 9:16-28

Lucas 22:1-71


Jueves antes de Pascua, comúnmente llamado Jueves Santo.

Colecta.

PADRE Omnipotente, cuyo querido Hijo, en la noche antes de padecer, instituyó el Sacramento de su Cuerpo y Sangre; Concede misericordiosamente que podamos recibir con gratitud este Sacramento en memoria de El, que en estos santos misterios nos da una prenda de vida eterna; por el mismo tu Hijo Jesucristo nuestro Señor, que contigo y el Espíritu Santo es un solo Dios y vive y reina ahora y por los siglos de los siglos. Amén.

Epístola. I Cor. xi. 23.

Evangelio. S. Lucas xxiii. 1.

1 Cor. 11:23-34

Lucas 23:1-49

 
O bien el siguiente.

Evangelio. S. Juan xiii. 1.

Juan 13: 1-15

Viernes Santo.

Colectas.

DIOS Todopoderoso, te suplicamos que mires con misericordia a ésta tu familia, por la cual nuestro Señor Jesucristo tuvo a bien ser traicionado, y entregado en manos de hombres malvados, y sufrir muerte en la cruz; El que contigo y el Espíritu Santo, es un solo Dios, que vive y reina ahora y por los siglos de los siglos. Amén.

DIOS Todopoderoso y Eterno, que por tu Espíritu riges y santificas todo el cuerpo de la Iglesia; Acepta las súplicas y oraciones, que te ofrecemos por los hombres de todas clases y condiciones en tu Santa Iglesia, para que cada cual en su vocación y ministerio te sirva devota y sinceramente; mediante nuestro Señor y Redentor Jesucristo. Amén.

DIOS Misericordioso, Creador del Género Humano, que no sientes aversión por ninguna de tus obras, ni quieres la muerte del pecador, antes bien que se convierta y viva; Compadécete de todos los que no te conocen como te has revelado en el Evangelio de tu Hijo. Aparta de ellos toda ignorancia, dureza de corazón y menosprecio de tu Palabra; y por tu misericordia condúcelos de tal modo a tu redil, que sean un solo rebaño bajo un solo Pastor, Jesucristo nuestro Señor, quien contigo y el Espíritu Santo es un solo Dios, que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

Epístola. Heb. x. 1.

Evangelio. S. Juan xix. 1.

Heb. 10:1-25

Juan 19:1-37


Vigilia de Pascua.

Colecta.

CONCEDE, oh Señor, que los que estamos bautizados en la muerte de tu bendito Hijo, nuestro Salvador Jesucristo, podamos ser sepultados con El por la continua mortificación de nuestras malas inclinaciones; para que, después de pasar por el sepulcro y las puertas de la muerte, lleguemos a una resurrección llena de alegría; por los méritos del que murió, fué sepultado y resucitó por nosotros, tu Hijo Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Epístola. I S. Pedro iii. 17.

Evangelio. S. Mat. xxvii. 57.

1 Pedro 3:17-22

Matt. 27:57-66


PASCUA DE RESURRECCION.

Día de Pascua.

En la Oración Matutina, en lugar del Venite, se usarán las siguientes antífonas, que pueden repetirse durante la Octava.

CRISTO nuestra pascua ha sido sacrificado por nos otros: * así que hagamos fiesta.
    No en la vieja levadura, ni en la levadura de malicia y de maldad; * sino en ázimos de sinceridad y de verdad. I Cor. v. 7, 8.

CRISTO habiendo resucitado de entre los muertos, ya no muere; * la muerte no se enseñoreará más de El.
    Porque en cuanto al morir, al pecado murió una vez: * mas en cuanto al vivir, a Dios vive.
    Así también vosotros, juzgad que en verdad estáis muertos al pecado, * mas vivos a Dios en Cristo Jesús Señor nuestro. Rom. vi. 9-11.

MAS ahora, Cristo ha resucitado de entre los muertos, * primicias de los que durmieron es hecho.
    Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, * también por un hombre la resurrección de los muertos.
    Porque así como en Adán todos mueren, * así también en Cristo todos serán vivificados. 1 Cor. xv. 20-22.
    Gloria al Padre, y al Hijo, * y al Espíritu Santo;
    Como era al principio, es ahora, y será siempre, * por los siglos de los siglos. Amén.

Colecta.

DIOS Todopoderoso, que por tu unigénito Hijo Jesucristo triunfaste de la muerte, y nos abriste la puerta de la vida eterna; Suplicámoste humildemente que, así como por medio de tu gracia especial, nos inspiras buenos deseos, así también con tu continuo auxilio podamos llevarlos a debido efecto; mediante Jesucristo nuestro Señor, que contigo y el Espíritu Santo es siempre un solo Dios, que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

Esta Colecta será repetida diariamente durante la Semana de Resurrección.

Epístola. Col. iii. 1.

Evangelio. S. Juan xx. 1.
 

Col. 3:1-7

Juan 20:1-10
 

Si en una Iglesia se celebra dos veces la Santa Comunión el día de Pascua, la Colecta, Epístola y Evangelio siguientes pueden usarse en la primera.

Colecta.

OH Dios, que por nuestra redención diste a tu unigénito Hijo para sufrir muerte en la cruz, y por su gloriosa resurrección nos salvaste del poder de nuestro enemigo; Concédenos morir diariamente al pecado, para que podamos vivir siempre con El en la alegría de su resurrección; por el mismo tu Hijo Cristo nuestro Señor. Amén.

Epístola. I Cor. v. 6

Evangelio. S. Marcos xvi. 1.

1 Cor. 5: 6b-8

Marc. 16:1-8


Lunes de Pascua.

Colecta.

OH Dios, cuyo bendito Hijo se manifestó a sus discípulos al partir el pan; Abre, te suplicamos, los ojos de nuestra fe, para que podamos reconocerte en todas tus obras; mediante el mismo tu Hijo Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Por Epístola. Hechos x. 34.

Evangelio. S. Lucas xxiv. 13.

Hechos 10:34-43

Lucas 24:13-35


Martes de Pascua.

Colecta.

CONCEDE, te suplicamos, Dios Todopoderoso, que los que celebramos con reverencia la fiesta de Pascua, seamos dignos de alcanzar el gozo eterno; mediante Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Por Epístola. Hechos. xiii. 26.

Evangelio. S. Lucas xxiv. 36.

Hechos 13:26-41

Lucas 24:36-48


Primera Domínica después de Pascua.

Colecta.

PADRE Omnipotente, que diste a tu Hijo unigénito para morir por nuestros pecados, y resucitar para nuestra justificación; Concede que apartando de nosotros la levadura de malicia e iniquidad, te sirvamos siempre en pureza de vida y verdad; por los méritos del mismo tu Hijo Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Epístola. I S. Juan v. 4.

Evangelio. S. Juan xx. 19.

1 Juan 5:4-12

Juan 20:19-23


Segunda Domínica después de Pascua.

Colecta.

DIOS Todopoderoso, que nos has dado a tu único Hijo para que sea sacrificio por el pecado, y dechado de santidad de vida; Danos gracia para que recibamos este inestimable beneficio con perpetuo agradecimiento, y que nos esforcemos cada día a seguir los sagrados pasos de su santísima vida; mediante el mismo Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Epístola. I S. Pedro ii. 19.

Evangelio. S. Juan x. 11.

1 Pedro 2:19-25

Juan 10:11-16


Tercera Domínica después de Pascua.

Colecta.

DIOS Todopoderoso, que manifiestas la luz de tu verdad a los que se hallan en error, para que puedan volver al camino de la justicia; Concede que todos los que son recibidos en la comunión de la Fe Cristiana, eviten todo lo que es contrario a su profesión, y sigan lo que es conforme a ella; mediante nuestro Señor Jesucristo. Amén.

Epístola. I S. Pedro ii. 11.

Evangelio. S. Juan xvi. 16.

1 Pedro 2:11-17

Juan 16:16-22


Cuarta Domínica después de Pascua.

Colecta.

DIOS Todopoderoso, que eres el único que puede gobernar las voluntades y afectos rebeldes de los pecadores; Concede a tu pueblo la gracia de que ame tus mandatos, y aspire a tus promesas; para que de este modo, en medio de los varios y numerosos acontecimientos y mudanzas de este mundo, nuestras almas miren hacia la sola mansión de la verdadera felicidad; mediante Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Epístola. Santiago i. 17.

Evangelio. S. Juan xvi. 5.

Santiago 1:17-21

Juan 16:5-15


Quinta Domínica después de Pascua, comúnmente llamada Domínica de Rogación

Colecta.

OH Señor, de quien procede todo lo bueno; Concede a tus humildes siervos, que por medio de tu santa inspiración pensemos en lo bueno, y por tu dirección misericordiosa lo ejecutemos; mediante nuestro Señor Jesucristo. Amén.

Epístola. Santiago i. 22.

Evangelio. S. Juan xvi. 23.

Santiago 1:22-27

Juan 16:23-33

 

Web author: Charles Wohlers U. S. EnglandScotlandIrelandWalesCanadaWorld