The Book of Common Prayer
United States England Scotland Ireland Wales Canada World

    Libro de Oración Común
The Book of Common Prayer in Spanish (1928)

 

Orden para la Oración Vespertina Diaria

El Oficiante principiará la Oración Vespertina leyendo uno o más de los siguientes Versículos de las Escrituras, y lo que sigue a ellos; pero puede, a su discreción, pasar de los Versículos al Padre Nuestro.

NÓTESE que, cuando se omiten la Confesión y la Absolución, el Oficiante puede, después de los Versículos, pasar a los Responsorios: Oh Señor, abre nuestros labios, etc.; en cuyo caso, el Padre Nuestro se dirá con las otras Colectas inmediatamente después de: El Señor sea con vosotros, etc., y antes de los Versículos y Responsorios que siguen.
 

 

EL SEÑOR está en su santo templo: calle delante de El toda la tierra. Hab. ii. 20.
   
SEÑOR, la habitación de tu casa he amado, y el lugar del tabernáculo de tu gloria. Sal. xxvi. 8.
   
Sea enderezada mi oración delante de ti como incienso, el don de mis manos como la ofrenda de la tarde. Sal. cxli. 2.
    Encorvaos al SEÑOR en la hermosura de su santuario: temed delante de El toda la tierra. Sal. xcvi. 9.
   
Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, OH SEÑOR, roca mía, y redentor mío. Sal. xix. 14.

Adviento
Velad pues, porque no sabéis cuando el SEÑOR de la casa vendrá; si a la tarde, o a la media noche, o al canto del gallo, o a la mañana; porque cuando viniere de repente, no os halle durmiendo. S. Marcos xiii. 35, 36.

Navidad
He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y morará con ellos, y ellos serán su pueblo, y el mismo Dios será su Dios con ellos. Rey. xxi. 3.

Epifanía
Y andarán las gentes a tu luz, y los reyes al resplandor de tu nacimiento. Isaías lx. 3.

Cuaresma.
Reconozco mis rebeliones; y mi pecado está siempre delante de mi. Sal. li. 3.
   
Del SEÑOR nuestro Dios es el tener misericordia, y el perdonar, aunque contra El nos hemos rebelado; y no obedecimos a la voz del SEÑOR nuestro Dios, para andar en sus leyes, las cuales puso El delante de nosotros. Dan. ix. 9, 10.
   
Si dijéramos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y no hay verdad en nosotros, pero si confesamos nuestros pecados, El es fiel y justo para que nos perdone nuestros pecados, y nos limpie de toda mal dad. 1 S. Juan i. 8, 9.

Viernes Santo.
Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se aparto por su camino: mas el SEÑOR cargó en El el pecado de todos nosotros. Isaías liii. 6.

Pascua
A Dios gracias, que nos da la victoria por el SEÑOR nuestro, Jesucristo. i Cor. xv. 57.
    Si habéis pues resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Col. iii. i.

Ascensión.
Porque no entró Cristo en el santuario hecho de mano, figura del verdadero, sino en el mismo cielo para presentarse ahora por nosotros en la presencia de Dios. Heb. ix. 24.

Día de Pentecostés.
Del río sus conductos alegrarán la ciudad de Dios, el santuario de las tiendas del Altísimo. Sal. xlvi. 4.
    El Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga: y el que quiere, tome del agua de la vida de balde. Rey. xxii. 17.

Dominica de la Trinidad.
Santo, santo, santo, SEÑOR de los ejércitos: toda la tierra está llena de su gloria. Isaías vi. 3.
 

Introductory Sentences

CONFESEMOS humildemente nuestros pecados a Dios Todopoderoso.

O lo siguiente.

 

CARISIMOS hermanos, las Santas Escrituras nos amonestan, en varios lugares, a que reconozcamos y confesemos nuestros muchos pecados y maldades; y que no los debemos encubrir o disimular ante Dios Omnipotente, nuestro Padre Celestial; sino confesarlos con un corazón humilde, sumiso, contrito y obediente; a fin de obtener el perdón, por su infinita bondad y misericordia. Y aunque debemos en todo tiempo reconocer humildemente nuestros pecados delante de Dios, sin embargo, debemos principalmente hacerlo cuando nos congregamos y unimos para rendirle gracias por los grandes beneficios recibidos de sus manos, proclamar dignamente sus alabanzas, escuchar su santa Palabra, y pedirle aquellas cosas requeridas y necesarias tanto para el cuerpo como para el alma. Por tanto, yo os pido y suplico a todos los presentes, que con un corazón puro y voz humilde, me acompañéis ante el trono de la gracia celestial, diciendo—
 

Exhortation

Confesión General.

Que toda la Congregación, siguiendo al Oficiante, dirán arrodillados.

 

OMNIPOTENTE y misericordiosísimo Padre; Hemos errado, y nos hemos extraviado de tus caminos como ovejas perdidas. Hemos seguido demasiado los designios deseos de nuestro propio corazón. Hemos faltado a tus Santas leyes. Hemos dejado de hacer lo que debíamos haber hecho; Y hemos hecho lo que no debíamos hacer; Y en nosotros no hay salud. Mas Tú, Oh Señor, compadécete de nosotros, miserables pecadores. Libra, oh Dios, a los que confiesan sus culpas. Restaura a los que se arrepienten; Según tus promesas declaradas al género humano en Jesucristo nuestro Señor. Y concédenos, oh Padre misericordiosísimo, por su amor; Que de aquí en adelante vivamos una vida sobria, santa y justa, para gloria de tu Santo Nombre. Amén.
 

General Confession

Declaración de la Absolución o Remisión de Pecados.

Que solo puede hacer el Presbítero, estando de pie, mientras la Congregación permanece de rodillas.

EL Dios Todopoderoso, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que no desea la muerte del pecador, sino que se convierta de sus maldades y viva; ha dado poder y mandamiento a sus Ministros para declarar y pronunciar a su pueblo arrepentido, la Absolución y Remisión de sus pecados. El perdona y absuelve a todos los que verdaderamente se arrepienten, y sinceramente creen en su santo Evangelio.
    Por tanto, roguémosle que nos conceda verdadero arrepentimiento, y su Espíritu Santo, a fin de que las obras que al presente hacemos le sean agradables; y que nuestra vida de aquí en adelante sea pura y santa; para que al fin obtengamos la bienaventuranza eterna; por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

O ésta.

EL Señor Omnipotente y Misericordioso os conceda Absolución y Remisión de todos vuestros pecados, verdadero arrepentimiento, enmienda' de vida, y la gracia y el consuelo de su Espíritu Santo. Amén.
 

Absolution

El Oficiante se arrodillará y dirá el Padre Nuestro, y el pueblo, aún de rodillas, lo repetirá con él.

PADRE nuestro, que estás en los cielos, Santificado sea tu Nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, Así en la tierra como en los cielos. El pan nuestro de cada día, dánosle hoy. Y perdónanos nuestras deudas, Así como nosotros perdonamos a nuestros deudores. Y no nos dejes caer en la tentación, Mas líbranos de mal. Porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por siempre jamás. Amén.

Entonces dirá,

 
Resp.
Oh Señor, abre nuestros labios.
Y nuestra boca anunciará tu alabanza.

Poniéndose todos de pie, el Oficiante dirá,

  Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Resp.
Como era al principio, es ahora, y será siempre, por los siglos de los siglos. Amén.
Oficiante:
Resp.
Alabad al Señor.
El Nombre del Señor sea alabado.

Después seguirá una porción de los Salmos, según el Uso de esta Iglesia, y al fin de cada Salmo, así como al fin del Magnificat, Cantate Domino, Bonum est confiteri, Nunc dimittis, Deus misereatur, Benedic, anima mea, se puede decir o cantar el Gloria Patri, pero al fin de toda la Porción o Selección de los Salmos para el día, se debe cantar o decir el Gloria Patri, o el Gloria in excelsis, como sigue.
 

 

Gloria in excelsis.

GLORIA a Dios en las alturas; y en la tierra paz; a los hombres buena voluntad. Te alabamos, Te bendecimos, Te adoramos; Te glorificamos; Te damos gracias por tu grande gloria, Oh Señor Dios, Rey Celestial, Dios Padre Omnipotente.
    Oh Señor, Hijo Unigénito, Jesucristo; Oh Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre, que quitas los pecados del mundo, ten misericordia de nosotros. Tú que quitas los pecados del mundo, acepta nuestra oración. Tú, que estás sentado a la diestra de Dios Padre, ten misericordia de nosotros.
    Porque Tú sólo eres Santo; Tú sólo eres el Señor; Tú sólo eres Altísimo, oh Cristo, con el Espíritu Santo, en la gloria de Dios Padre. Amén.

 

Aquí se leerá la Primera Lección según la Tabla o Calendario.

Después de lo cual, se cantará o dirá el Cántico llamado Magnificat, como sigue.

Pero NÓTESE que el Oficiante, a su discreción, puede omitir una de las lecciones de la Oración Vespertina, siguiendo a la Lección leída uno de los Cánticos Vespertinos.
 

 

Magnificat. San Lucas i. 46.

ENGRANDECE mi alma al Señor, * y mi espíritu se alegró en Dios mi Salvador.
    Porque ha mirado * a la bajeza de su sierva.
    Porque he aquí, desde ahora * me dirán bienaventurada todas las generaciones.
    Porque me ha hecho grandes cosas el Poderoso; * y santo es su Nombre.
    Y su misericordia de generación a generación * a los que le temen.
    Hizo valentía con su brazo; * esparció los soberbios del pensamiento de su corazón.
    Quitó los poderosos de los tronos, * y levantó a los humildes.
    A los hambrientos hinchió de bienes; * y a los ricos envió vacíos.
    Recibió a Israel su siervo, acordándose de la misericordia, * como habló a nuestros padres, a Abrahán y a su simiente para siempre.

O este Salmo.

Cantate Domino. Sal. xcviii.

CANTAD al SEÑOR canción nueva; porque ha hecho maravillas: * su diestra lo ha salvado, y su santo brazo.
    El SEÑOR ha hecho notoria su salvación; * en ojos de las gentes ha descubierto su justicia.
    Hase acordado de su misericordia y de su verdad para con la casa de Israel; * todos los términos de la tierra han visito la salvación de nuestro Dios.
    Cantad alegres al SEÑOR, toda la tierra; * levantad la voz, y aplaudid, y salmead.
    Salmead al SEÑOR con arpa; * con arpa y voz de cántico.
    Aclamad con trompetas y sonidos de bocina * delante del SEÑOR, el Rey.
    Brame la mar y su plenitud; * el mundo y los que en él habitan;
    Los ríos batan las manos; * los montes todos hagan regocijo,
    Delante del SEÑOR; porque vino a juzgar la tierra: * juzgará al mundo con justicia, y a los pueblos con rectitud.

 

O éste.

 

Bonum est confiteri. Sal. xcviii.

BUENO es alabar al SEÑOR, * y cantar salmos a tu Nombre, oh Altísimo;
    Anunciar por la mañana tu misericordia, * y tu verdad en las noches;
    En el decacordio y en el salterio, * en tono suave con el arpa.
    Por cuanto me has alegrado, OH SEÑOR, con tus obras; * en las obras de tus manos me gozo.
 

 

Después se leerá una Lección del Nuevo Testamento, según está señalada.

Y después se cantará o dirá el Cántico llamado Nunc dimittis, como sigue.

 

 
Nunc dimittis.
San Lucas ii. 29.

AHORA despides, Señor, a tu siervo, * conforme a tu palabra, en paz.
    Porque han visto mis ojos * tu salvación,
    La cual has aparejado * en presencia de todos los pueblos;
    Luz para ser revelada a los Gentiles, * y la gloria de tu pueblo Israel.

 

O este Salmo.

Deus misereatur. Salmo lxvii.

DIOS tenga misericordia de nosotros, y nos bendiga; * haga resplandecer su rostro sobre nosotros;
    Para que sea conocido en la tierra tu camino, * en todas las gentes tu salvación.
    Alábente los pueblos, oh Dios; * alábente los pueblos todos.
    Alégrense y gócense las gentes; * porque juzgarás los pueblos con equidad, y pastorearás las naciones en la tierra.
    Alábente los pueblos, oh Dios; * todos los pueblos te alaben.
    La tierra dará su fruto; * nos bendecirá Dios, el Dios nuestro.
    Bendíganos Dios; * y témanlo todos los fines de la tierra.

O éste:

 

Benedic, anima mea. Salmo ciii.

BENDICE, alma mía, al SEÑOR; * y bendigan todas mis entrañas su Santo Nombre.
    Bendice, alma mía, al SEÑOR, * y no olvides ninguno de sus beneficios.
    El es quien perdona todas tus iniquidades, * el que sana todas tus dolencias;
    El que rescata de destrucción tu vida, * el que te corona de favores y misericordias.
    Bendecid al SEÑOR vosotros sus angeles, poderosos en fortaleza, * que ejecutáis su palabra, obedeciendo a la voz de su precepto.
    Bendecid al SEÑOR, vosotros todos sus ejércitos, * ministros suyos, que hacéis su voluntad.
    Bendecid al SEÑOR, vosotras todas sus obras, en todos los lugares de su señorío. * Bendice, alma mía, al SEÑOR.
 

 

Entonces, el Oficiante y el pueblo de pie, dirán el Credo de los Apóstoles. Y en cualquiera Iglesia, las palabras: Descendió a los infiernos, podrán sustituirse por: Y fué a donde están las almas que partieron de esta vida, labras que se considera tienen el mismo sentido en el Credo.

CREO en Dios Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra:
    Y en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor: Que fué concebido por el Espíritu Santo, Nació de la Virgen María: Padeció bajo el poder de Poncio Pilado, Fué crucificado, muerto y sepultado: Descendió a los infiernos; Al tercer día resucitó de entre los muertos: Subió a los cielos, Y está sentado a la diestra de Dios Padre, Todopoderoso: De donde ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos.
    Creo en el Espíritu Santo La Santa Iglesia Católica, La Comunión de los Santos: El Perdón de los Pecados:
La Resurrección del Cuerpo Y la Vida Perdurable Amen.
 

 

 

 

Apostles' Creed

O el Credo comúnmente llamado Niceno.

CREO en un solo Dios Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, Y de todas las cosas visibles e invisibles:
    Y en un solo Señor Jesucristo, Hijo unigénito de Dios; Engendrado del Padre antes de todos los siglos, Dios de Dios, Luz de Luz, Verdadero Dios de Verdadero Dios; Engendrado, no hecho; Consubstancial al Padre; Por quien todas las cosas fueron hechas: Quien por los hombres y por nuestra salvación descendió del cielo, Y fué encarnado por el Espíritu Santo de la Virgen María, Y fué hecho hombre: Y también por nosotros fué crucificado bajo Poncio Pilado; Padeció y fué sepultado: Resucitó al tercer día según las Escrituras: Ascendió a los cielos, Y está sentado a la diestra del Padre: Y vendrá otra vez, con gloria, a juzgar a los vivos y a los muertos; Cuyo reino no tendrá fin.
    Y Creo en el Espíritu Santo, Señor y Dador de Vida, Procedente del Padre y del Hijo; Quien con el Padre y el Hijo juntamente es adorado y glorificado; Quien habló por los Profetas: Y creo en la Iglesia Una, Católica y Apostólica: Y reconozco un Bautismo para remisión de pecados: Y espero la Resurrección de los muertos: Y la Vida en los Siglos venideros. Amén.

Después de esto, estando el pueblo devotamente arrodillado, se dirán las siguientes Oraciones, diciendo primero el Oficiante,

 
Resp.
Oficiante.
El Señor sea con vosotros:
Y con tu espíritu.
Oremos.

Aquí seguirá el Padre Nuestro, si no se ha dicho antes.

Ofic.
Oh Señor, muéstranos tu misericordia.
Resp.
Y concédenos tu salvación.
Ofic. Oh Señor, salva al Estado.
Resp. Y óyenos misericordiosamente cuando Te invocamos.
Ofic. Adorna a tus Ministros de rectitud.
Resp. Y alegra a tu pueblo escogido.
Ofic. Oh Señor, salva a tu pueblo.
Resp. Y bendice a tu heredad.
Ofic. Danos paz en nuestros días, oh Señor.
Resp. Porque sólo en Ti, Señor, estamos seguros.
Ofic.
Oh Dios, purifica nuestros corazones.
Resp.
Y no quites de nosotros tu Santo Espíritu.

Aqui se dirá la Colecta del Día, y después las Colectas y Oraciones siguientes.
 

 

Colecta por la Paz.

OH Dios, de quien proceden todos los deseos santos, todos los buenos consejos y todas las obras justas; Da tus siervos la paz que el mundo no les puede dar; a fin de que nuestros corazones se inclinen a cumplir tus mandamientos, y, amparados por ti, contra el temor de nuestros enemigos, podamos vivir en tranquila paz; por los méritos de Jesucristo nuestro Señor. Amén.
 

Collect for Peace

Colecta por Socorro en Todo Peligro.

SUPLICAMOSTE, Oh Señor, disipes nuestras tinieblas; y por tu gran misericordia guárdanos de todos los peligros y riesgos de esta noche; por amor de tu Hijo único nuestro Salvador Jesucristo. Amén.

Puede seguir un Himno o Cántico, en aquellas congregaciones donde sea conveniente.

El Oficiante podrá terminar aquí la Oración Vespertina con una o más Oraciones tomadas de este Libro, según crea conveniente.
 

Collect for Aid against Perils

Oración por el Presidente y todas las Autoridades Civiles.

OH Dios Omnipotente, cuyo reino es sempiterno, y cuyo poder es infinito; Ten piedad de esta tierra; y gobierna de tal manera los corazones de tus siervos, el PRESIDENTE, y todas las demás autoridades civiles, para que reconociendo de quien son ministros, busquen sobre todas las cosas tu honra y gloria; y para que nosotros y todo el pueblo, considerando debidamente de quien son autoridad, los honremos con fidelidad y obediencia, con forme a tu bendita Palabra y ordenanza; por medio de Jesucristo nuestro Señor, quien contigo y el Espíritu Santo es un solo Dios, y vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.
 

Prayer for the President, and all in Civil Authority

Oración por el Clero y el Pueblo.

OMNIPOTENTE y Eterno Dios, de quien procede toda buena dádiva y todo don perfecto; Envía el saludable Espíritu de tu gracia sobre nuestros Obispos y demás Clero, y sobre las Congregaciones encomendadas a su cargo. Y para que verdaderamente te agraden, derrama sobre ellos el continuo rocío de tu bendición. Concede esto, oh Señor, por el honor de nuestro Mediador y Abogado, Jesucristo. Amén.
 

Prayer for the Clergy and People

Oración por las Personas de todas Condiciones.

OH Dios, Creador y Conservador del género humano, te rogamos humildemente por los hombres de todas clases y condiciones; suplicándote que te dignes hacerles conocer tus caminos, y tu salud eterna a todas las naciones. Y más especialmente te rogamos por tu Santa Iglesia universal; para que sea dirigida y gobernada por tu Santo Espíritu, a fin de que todos los que profesan y se llaman Cristianos sean conducidos por el camino de la verdad, y guarden la fe en unidad de espíritu, en vínculo de paz y en rectitud de vida. Y, finalmente, encomendamos a tu bondad paternal a todos los que de cualquiera manera están afligidos, o angustiados, en mente, cuerpo o haberes; Esta se dira cuando alguien pidiere las oraciones de la congregation. [* especialmente a aquellos por los cuales se desean nuestras oraciones;] suplicándote les consueles y alivies, según sus diversas necesidades; dándoles paciencia en sus sufrimientos, y una feliz liberación de todas sus aflicciones. Y esto pedimos por amor de Jesucristo, nuestro Señor. Amén.
 
 

Prayer for all Conditions of Men

Acción de Gracias en General.

OMNIPOTENTE Dios, Padre de toda misericordia, nosotros, tus indignos siervos, te damos muy humildes y cordiales gracias por toda tu bondad, benignidad y favor para con nosotros y con todos los hombres; Esto se dira cuando alguien desee dar gracias par los mercedes que se la han concerdido.[* particularmente con los que ahora desean ofrecerte sus alabanzas y acciones de gracias por las mercedes que les has concedido.] Te bendecimos por nuestra creación, preservación y todos los bienes de esta vida; mas sobre todo, por tu inestimable amor en la redención del mundo por nuestro Señor Jesucristo; por los medios de gracia, y la esperanza de gloria. Y te suplicamos nos des pleno conocimiento de todas tus misericordias, para que nuestros corazones sean llenos de pura gratitud; y te alabemos, no sólo con nuestros labios, sino también con nuestras vidas, entregándonos enteramente a tu servicio, y caminando ante tus ojos en santidad y justicia todos los días de nuestra vida; por Jesucristo nuestro Señor, a quien, contigo y el Espíritu Santo, sea todo honor y gloria eternamente. Amén.

¶ NOTA. La Acción de Gracias en General puede decirse por la Congregación con el Oficiante

 


Oración de San Juan Crisóstomo

OMNIPOTENTE Dios, que nos has dado gracia para que en la ocasión presente te dirijamos de común acuerdo nuestras súplicas; y has prometido que cuando dos o tres estén congregados en tu Nombre, les concederás sus peticiones; Cumple ahora, oh Señor, los deseos y ruegos de tus siervos, como más les convenga; concediéndonos en este mundo el conocimiento de tu verdad, y en el venidero, la vida eterna. Amén.

II Cor. xiii. 13.

LA gracia de nuestro Señor Jesucristo, y el amor de Dios, y la comunión del Espíritu Santo, sea con todos nos otros, por siempre jamás. Amén. 

Aquí termina el Orden de la Oración Vespertina.

 

General Thanksgiving

 

Web author: Charles Wohlers U. S. EnglandScotlandIrelandWalesCanadaWorld