The Book of Common Prayer
United States England Scotland Ireland Wales Canada World

    Libro de Oración Común
The Book of Common Prayer in Spanish (1928)

 

Catecismo

o Instrucción que Cada Persona

debe Aprender, antes de ser presentada al Obispo

para ser Confirmada.

 
PREGUNTA.
Cómo te llamas?
   
Respuesta. N. o N. N.
    Pregunta.
Quién te dió ese Nombre?
    Respuesta. Mis Padrinos en el Bautismo; en el cual fuí hecho miembro de Cristo, hijo de Dios y heredero del reino del cielo.
    Pregunta. Qué hicieron entonces por ti tus Padrinos?
    Respuesta.
Prometieron e hicieron voto de tres cosas en mi nombre. Primero, que yo renunciaría al diablo y todas sus obras, las pompas y vanidades de este mundo corrompido, y todos los apetitos pecaminosos de la carne. En segundo lugar, que yo creería todos los Artículos de la Fe Cristiana. Y en tercer lugar, que guardaría la santa voluntad de Dios y sus mandamientos, y caminaría en ellos todos los días de mi vida.
    Pregunta. Piensas que estás obligado a creer y proceder como prometieron por ti?
    Respuesta. Ciertamente; y con el auxilio de Dios, así lo haré. Y de todo corazón doy gracias a nuestro Padre celestial, por haberme llamado a este estado de salvación, mediante Jesucristo, nuestro Salvador. Y ruego a Dios me dé su gracia, para que continúe en él hasta el fin de mi vida.
    Catequista. Di los Artículos de tu Fe.
    Respuesta. Creo en Dios Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra:
    Y en Jesucristo su único Hijo nuestro Señor: Que fué concebido por el Espíritu Santo, Nació de la Virgen María: Padeció bajo el poder de Poncio Pilato, Fué crucificado, muerto y sepultado: Descendió a los infiernos; Al tercer día resucitó de entre los muertos: Subió a los cielos, y está sentado a la diestra de Dios Padre Todopoderoso: De donde ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos.
    Creo en el Espíritu Santo: La Santa Iglesia Católica; La Comunión de los Santos: El Perdón de los pecados: La Resurrección del cuerpo: Y la Vida perdurable. Amén.
    Pregunta.
Qué es lo que aprendes principalmente en estos Artículos de tu Fe?
    Respuesta. En primer lugar aprendo que debo creer en Dios Padre, que me ha creado a mí, y a todo el mundo.
    En segundo lugar, en Dios Hijo, que me ha redimido a mí, y a todo el género humano.
    En tercer lugar, en Dios Espíritu Santo, que me santifica a mí, y a todo el pueblo de Dios.
    Pregunta. Dices que tus Padrinos prometieron por ti que guardarías los Mandamientos de Dios. Dime cuán tos son?
    Respuesta. Diez.
    Pregunta. Cuáles son?
    Respuesta. Los mismos que Dios dió en el Capítulo veinte del Exodo, diciendo: Yo soy el Señor tu Dios, que te he sacado de la tierra de Egipto, de la casa de la es clavitud.
    I. No tendrás dioses ajenos delante de mí.
    II. No te harás imagen, ni ninguna semejanza de cosa que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No las adorarás, ni las darás culto: porque yo, el Señor tuyo, soy Dios celoso, que visito la iniquidad de los padres sobre los hijos, hasta la tercera y cuarta generación de aquellos que me aborrecen; y que hago misericordia en millares a los que me aman, y guardan mis mandamientos.
    III. No tomarás el Nombre del Señor tu Dios en vano: porque el Señor no tendrá por inocente al que tomare su Nombre en vano.
    IV. Acuérdate del día de descanso para santificarlo. Seis días trabajarás y harás toda tu obra; pero el séptimo. es el día de descanso del Señor tu Dios. En él no harás obra ninguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni el extranjero que está dentro. de tus puertas. Porque en seis días hizo el Señor los cielos y la tierra, la mar y todas las cosas que en ellos hay; y en el día séptimo reposó: por tanto el Señor bendijo el día séptimo y lo santificó.
    V. Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra, que el Señor tu Dios te da.
    VI. No matarás.
    VII. No cometerás adulterio.
    VIII. No hurtarás.
    IX. No dirás contra tu prójimo falso testimonio.
    X. No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su criado, ni su criada, ni su. buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo.

Catechism

    Pregunta. Qué aprendes principalmente de estos Mandamientos?
    Respuesta. Aprendo dos cosas; mi deber para con Dios, y mi deber para con mi Prójimo.
    Pregunta. Cuál es tu deber para con Dios?
    Respuesta. Mi deber para con Dios, es creer en El, temerle, y amarle con todo mi corazón, con toda mi mente, con toda mi alma y con todas mis fuerzas; adorarle, darle gracias, poner toda mi confianza en El, invocarle, honrar su Santo Nombre y su Palabra; y servirle en verdad todos los días de mi vida.
    Pregunta. Cuál es tu deber para con tu Prójimo?
    Respuesta. Mi deber para con mi Prójimo, es amarle como a mí mismo, y proceder con todos como yo quisiera que procedieran conmigo: Amar, honrar y socorrer a mi padre y a mi madre: Honrar y obedecer a la autoridad civil: Someterme a todos mis gobernantes, maestros, pastores y superiores espirituales: Portarme humilde y reverentemente con todos mis superiores: No dañar a nadie por palabra u obra: Ser verídico y justo en todos mis tratos: No guardar rencor, ni odio en mi corazón: Guardar mis manos de hurto, y latrocinio, mi lengua de maledicencia, mentira y calumnia: Guardar mi cuerpo en templanza, sobriedad y castidad: No codiciar ni desear bienes ajenos: sino aprender y trabajar, para ganar honestamente mi sustento: y cumplir con mi deber en el estado de vida a que plugiere a Dios llamarme.
    Catequista. Hijo mío, es preciso que sepas que no eres capaz de hacer todo eso por tus propias fuerzas, ni guardar los Mandamientos de Dios, y servirle, sin su gracia especial; la que debes aprender a pedir continuamente con oraciones fervorosas. Veamos, pues, si sabes el Padre Nuestro.
    Respuesta. Padre nuestro, que estás en los cielos, Santificado sea tu Nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, Así en la tierra como en los cielos. El pan nuestro de cada día, dánosle hoy. Y perdónanos nuestras deudas, Así como nosotros perdonamos a nuestros deudores. Y no nos dejes caer en la tentación, Mas líbranos de mal. Amén.
    Pregunta. Qué pides a Dios en esta Oración?
    Respuesta. Pido a Dios nuestro Señor y Padre celestial, que es el dador de todo lo bueno, que nos dé su gracia a mí y a todos; para que le adoremos, sirvamos y obedezcamos como debemos. Y ruego a Dios que quiera enviarnos todo cuanto necesitamos para nuestras almas y cuerpos; y que tenga misericordia de nosotros, y perdonamos nuestros pecados; y que tenga a bien salvarnos y defendernos en todos peligros espirituales y corporales; y que nos libre de todo pecado y maldad, y de nuestro enemigo espiritual, y de la muerte eterna. Y confío que hará todo esto por su misericordia y bondad, mediante nuestro Señor Jesucristo. Y por tanto digo, Amén, Así sea.
    Pregunta. Cuántos Sacramentos ha ordenado Cristo en su Iglesia?
    Respuesta. Dos solamente, como generalmente necesarios a la salvación; es decir, el Bautismo y la Cena del Señor.
    Pregunta. Qué entiendes por esta palabra Sacramento?
    Respuesta. Entiendo un signo externo y visible de una gracia interna y espiritual que se nos concede; ordenado por Cristo mismo, como un medio por el cual recibimos esta gracia, y prenda que nos asegura de ella.
    Pregunta. Cuántas partes hay en un Sacramento? Respuesta. Dos; el signo externo y visible, y la gracia interna y espiritual.
    Pregunta. Cuál es el siguo externo y visible o forma en el Bautismo?
    Respuesta. El Agua; con la cual la persona es bautizada, En el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.
    Pregunta. Cuál es la gracia interna y espiritual? Respuesta. Muerte al pecado, y nuevo nacimiento a la justicia: porque siendo por naturaleza nacidos en pecado, e hijos de ira, somos por él hechos hijos de gracia.
    Pregunta. Qué se requiere de los que han de ser bautizados?
    Respuesta. Arrepentimiento, por el cual renuncian al pecado; y Fe, por la cual creen firmemente las promesas que Dios les hace en este Sacramento.
    Pregunta. Por qué pues son bautizados los Párvulos, cuando por razón de su tierna edad no pueden cumplir lo que de ellos se exige?
    Respuesta. Porque prometen ambas cosas por medio de sus Padrinos; la cual promesa deben ellos mismos cumplir cuando lleguen a la edad de discreción.
    Pregunta. Para qué fué ordenado el Sacramento de la Cena del Señor?
    Respuesta. Para memoria perpetua del sacrificio de la muerte de Cristo, y de los beneficios que por él recibimos.
    Pregunta. Cuál es la parte externa o signo de la Cena del Señor?
    Respuesta. Pan y Vino, que el Señor ha mandado que recibamos.
    Pregunta. Cuál es la parte interna o cosa significada? Respuesta. El Cuerpo y la Sangre de Cristo, que son espiritualmente tomados y recibidos por los fieles en la Cena del Señor.
    Pregunta. Cuáles son los, beneficios de que somos partícipes por este medio?
    Respuesta. Nuestras almas son fortalecidas y alimentadas por el Cuerpo y la Sangre de Cristo, como lo son nuestros cuerpos por el Pan y el Vino.
    Pregunta. Qué se requiere de los que vienen a la Cena del Señor?
    Respuesta. Examinarse a sí mismos, y ver si están verdaderamente arrepentidos de sus pecados, proponiéndose firmemente emprender una vida nueva; si tienen una viva fe en la misericordia divina, por medio de Cristo, con una memoria agradecida de su muerte; y si están en caridad con todos los hombres.

El Ministro de cada Parroquia examinará e instruirá pública y cuidadosamente, en los domingos, días de fiesta, o en otras ocasiones convenientes, y en la Iglesia, a tantos Niños de su Parroquia, cuantos juzgue conveniente sobre algunos puntos del Catecismo.

Los Padres y tutores enviarán a la Iglesia a sus Niños, a sus Sirvientes, y Aprendices, que no supieren el Catecismo, a la hora que el Ministro señale, hasta que, bajo su dirección y sometidos a él con humildad, hayan aprendido lo que está designado.

Tan pronto los niños tengan edad suficiente, y puedan decir el Credo, el Padre Nuestro, y los Diez Mandamientos, y sepan también responder a las preguntas de este Catecismo, serán llevados al Obispo.

Y cuando el Obispo dé noticia de que está pronto a confirmar Niños, el Ministro de cada Parroquia presentará o enviará una lista firmada, con los nombres de todas las personas de su Parroquia que él juzgue capaces de ser presentadas al Obispo para ser confirmadas.


 

 

 

Oraciones

para uso de las Familias

ORACION MATUTINA

El Jefe de la familia o cualquier otro miembro de la misma que sea designado, después de haber llamado a todos los que pudieren reunirse, dirá como sigue, todos arrodillados, repitiendo el Padre Nuestro.

PADRE nuestro, que estás en los cielos, Santificado sea tu Nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, Así en la tierra como en los cielos. El pan nuestro de cada día, dánosle hoy. Y perdónanos nuestras deudas, Así como nosotros perdonamos a nuestros deudores. Y no nos dejes caer en la tentación, Mas líbranos de mal. Porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por siempre jamás. Amén.

Aquí se puede decir la Colecta del día.

Reconocimiento de la Misericordia de Dios y de la Conservación, especialmente durante la Noche pasada.

OMNIPOTENTE y Eterno Dios, en quien vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser; Nosotros, que incesantemente necesitamos de tu auxilio, te damos nuestras humildes alabanzas por nuestra conservación desde el principio de nuestra vida hasta hoy, y especialmente por habernos librado de los peligros de la noche pasada. Por estas tus mercedes bendecimos y alabamos tu glorioso Nombre; pidiéndote humildemente aceptes este nuestro sacrificio matutino de alabanza y acción de gracias; por amor de Aquel que murió, fué sepultado y resucitó por nosotros, tu Hijo, nuestro Salvador, Jesucristo. Amén.

Dedicación de Alma y Cuerpo al Servicio de Dios, con la Resolución de aprovechar diariamente en el camino de la Virtud.

Y PUESTO que por tu misericordia, oh Padre bondadoso, llegamos a otro día; Dedicamos de nuevo nuestras almas y cuerpos a ti y a tu servicio, en una sobria, justa y santa vida: en cuya resolución, oh Padre misericordioso, confírmanos y fortalécenos; para que, así como crecemos en edad, aumentemos en gracia, y en el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. Amén.

Oración por Gracia, para poner en práctica la Resolución anterior.

MAS, oh Dios, que conoces la debilidad y corrupción de nuestra naturaleza, y las muchas tentaciones con que diariamente tropezamos; Humildemente pedímoste que tengas compasión de nuestras debilidades, y nos des el auxilio constante de tu Espíritu Santo; para que seamos refrenados del pecado, e impulsados a nuestro deber. Imprime en nuestros corazones tal temor de tus juicios, y un sentimiento tan agradecido de tu bondad para con nosotros, que temamos y nos avergoncemos de ofenderte. Y, sobre todo, guarda en nuestras mentes un vivo recuerdo de aquel gran día en el que hemos de rendir cuenta de nuestros pensamientos, palabras y obras, a El quien has puesto por Juez de los vivos y de los muertos, tu Hijo Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Por gracia que nos dirija y defienda en este Día, y la Bendición de Dios en las tareas del Mismo.

EN particular, imploramos tu gracia y protección para este día. Haznos moderados en el comer y en el beber y diligentes en nuestras respectivas ocupaciones. Concédenos paciencia en nuestras aflicciones. Danos gracia para ser justos y rectos en todos nuestros tratos; quietos y pacíficos; llenos de compasión; y dispuestos a hacer bien a todos los hombres, conforme a nuestra capacidad y oportunidades. Dirígenos en todos nuestros caminos. Defiéndenos de todos los peligros y adversidades; y sírvete tomar bajo tu paternal cuidado y protección a nosotros y a todos los que nos pertenecen. Esto, y todo lo demás que juzgues necesario y conveniente para nosotros, te lo pedimos por los méritos y mediación de tu Hijo Jesucristo, nuestro Señor y Salvador. Amén.

LA gracia de nuestro Señor Jesucristo, y el amor de Dios, y la comunión del Espíritu Santo, sea con todos nosotros por siempre jamás. Amén.

 

Family Prayer

 

Morning Prayer

ORACION VESPERTINA

Estando reunida la familia, poco antes de la hora del descanso, el Jefe de la familia, o cualquier otro que sea designado, dirá lo siguiente, todos arrodillados, repitiendo el Padre Nuestro.

PADRE nuestro, que estás en los cielos, Santificado sea tu Nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, Así en la tierra como en los cielos. El pan nuestro de cada día, dánosle hoy. Y perdónanos nuestras deudas, Así como nosotros perdonamos a nuestros deudores. Y no nos dejes caer en la tentación, Mas líbranos de mal. Porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por siempre jamás. Amén.

Aquí se puede decir la Colecta del día.

Confesión de Pecados y Oración por Contrición y Perdón.

MISERICORDIOSISIMO Dios, cuyos ojos son demasiado puros para contemplar la iniquidad, y que perdonas a los que con verdadera fe confiesan y abandonan sus pecados; Acudimos a ti con un sentimiento humilde de nuestra indignidad, reconociendo nuestras muchas transgresiones hechas a tus justas leyes.Aqui el lector debera hacer ...* Pero, oh Padre bondadoso, que no deseas la muerte del pecador, suplicámoste nos mires con misericordia. Haznos profundamente sensibles al gran mal de nuestras faltas; opera en nosotros una contrición cordial y concédenos el perdón; tu que estas siempre dispuesto a recibir a los pecadores humildes y arrepentidos; por amor de tu Hijo Jesucristo, nuestro único Salvador y Redentor. Amén.

Por Gracia para reformar nuestras vidas.

Y PARA que no seamos inducidos al pecado, por nuestra fragilidad o por las tentaciones que nos circundan, suplicámoste nos concedas constantemente la dirección y auxilio de tu Espíritu Santo. Reforma cualquiera cosa que haya errónea en el temple y disposición de nuestras almas; que ningún pensamiento impuro, ni designios ilícitos, o deseos desordenados, sean acogidos en ellas. Limpia nuestros corazones de la envidia, el odio y la malicia; para que jamás permitamos que se ponga el sol sobre nuestra ira; sino que descansemos siempre en paz, caridad y benevolencia, con una conciencia libre de ofensa hacia ti, y hacia los hombres; para que nos preserves puros y sin mancha hasta la venida de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. Amén.

Intercesión.

Y ACEPTA, oh Señor, nuestras intercesiones por todo el género humano. Brille la luz de tu Evangelio sobre todas las naciones; y vivan de una manera conveniente todos los que la reciban. Sé bondadoso con tu Iglesia; y concede que cada uno de sus miembros, en su vocación y ministerio, te sirva fielmente. Bendice a todos los que ejercen autoridad; y gobierna sus corazones y fortalece sus manos de tal modo que repriman la maldad y el vicio, y sostengan tu verdadera religión y la virtud. Derrama tus bendiciones temporales y espirituales sobre todos nuestros parientes, amigos y prójimos. Recompensa a todos los que nos han hecho bien, y perdona a los que nos han hecho o deseado el mal, y dales arrepentimiento y mej ores intenciones. Sé misericordioso con todos los que se encuentran en tribulación; y socórrelos, oh Dios de piedad, según sus diversas necesidades; por amor del que anduvo haciendo el bien, tu Hijo, nuestro Salvador Jesucristo. Amén.

Acción de Gracias.

A NUESTRAS oraciones, oh Señor, unimos nuestras sinceras gracias por todas tus mercedes; por nuestra existencia, nuestra razón, y todas las demás dotes y facultades de alma y cuerpo; por nuestra salud, amigos, ali mento y vestido; y por todas nuestras comodidades y conveniencias de vida. Sobre todo, adoramos tu misericordia al enviar a tu Hijo Unigénito al mundo, para redimirnos del pecado y de la muerte eterna, y por habernos dado el conocimiento y el sentido de nuestro deber hacia ti. Te bendecimos por tu paciencia hacia nosotros, no obstante nuestras muchas y grandes provocaciones; por la dirección, el auxilio y el consuelo de tu Espíritu Santo; por tu continuo cuidado y vigilante providencia sobre nosotros durante todo el curso de nuestra vida; y particularmente, por las mercedes y beneficios del pasado día; suplicándote continúes dándonos tus bendiciones, y nos concedas gracia para demostrar nuestra gratitud en una obediencia sincera a las leyes de Aquel, por cuyos méritos e intercesión recibimos todas estas cosas, tu Hijo, nuestro Salvador Jesucristo. Amén.

Oración por la Protección de Dios durante la Noche.

EN particular, te suplicamos que nos continúes tu benévola protección esta noche. Defiéndenos de todo peligro y daño, y del temor de ellos; para que disfrutemos un sueño tan reparador que nos disponga para efectuar los deberes del siguiente día. Y concédenos gracia para vivir en tal estado, que jamás temamos la muerte; de manera que, viviendo y muriendo, seamos tuyos, por los méritos y satisfacción de tu Hijo Jesucristo, en cuyo Nombre ofrecemos estas nuestras imperfectas oraciones. Amén.

LA gracia de nuestro Señor Jesucristo, y el amor de Dios, y la comunión del Espíritu Santo, sea con todos nosotros por siempre jamás. Amén.

Los domingos y cualquier otro día que fuere conveniente estará muy en orden comenzar con la lectura de un Capitulo, o parte de un Capitulo, del Nuevo Testamento.

 

Evening Prayer

UNA FORMA MAS BREVE

POR LA MAÑANA.

Después de la lectura de una breve porción de las Santas Escrituras, el Jefe de la familia, o cualquiera otra persona, dirá como sigue, todos arrodillados, repitiendo el Padre Nuestro.

PADRE nuestro, que estás en los cielos, Santificado sea tu Nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, Así en la tierra como en los cielos. El pan nuestro de cada día, dánosle hoy. Y perdónanos nuestras deudas, Así como nosotros perdonamos a nuestros deudores. Y no nos dejes caer en la tentación, Mas líbranos de mal. Porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por siempre jamás. Amén.

OH SEÑOR, nuestro Padre Celestial, Poderoso y Eterno Dios, que nos has conducido con seguridad al principio de este día; Defiéndenos con tu gran poder; y concédenos que no caigamos hoy en ningún pecado, ni incurramos en ningún peligro; sino que todas nuestras acciones, siendo dirigidas y gobernadas por ti, sean justas a tus ojos; mediante Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Aquí se puede añadir cualquiera Oración especial.

LA gracia de nuestro Señor Jesucristo, y el amor de Dios, y la comunión del Espíritu Santo, sea con todos nosotros por siempre jamás. Amén.

 

A Shorter Form

for Morning

POR LA TARDE.

Después de leer una breve porción de las Santas Escrituras, el Padre de la familia, o cualquiera otra persona, dirá como sigue, todos arrodillados, y repitiendo el Padre Nuestro.

PADRE nuestro, que estás en los cielos, Santificado sea tu Nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, Así en la tierra como en los cielos. El pan nuestro de cada día, dánosle hoy. Y perdónanos nuestras deudas, Así como nosotros perdonamos a nuestros deudores. Y no nos dejes caer en la tentación, Mas líbranos de mal. Porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por siempre jamás. Amén.

SUPLICAMOSTE, oh Señor, disipes nuestras tinieblas; y por tu gran misericordia guárdanos de todos los peligros y riesgos de esta noche; por amor de tu Hijo único, nuestro Salvador Jesucristo. Amén.

Aquí se puede añadir cualquiera Oración especial.

EL Señor nos bendiga y nos guarde. El Señor haga resplandecer su faz sobre nosotros, y nos sea propicio. El Señor dirija a nosotros su rostro, y nos dé paz esta noche y por siempre. Amén.

 

For Evening

ORACIONES SUPLEMENTARIAS

Por el Espíritu de Oración.

OH Dios Omnipotente, que derramas sobre todos los que lo desean, el espíritu de gracia y súplica; Líbranos, cuando nos acercamos a ti, de tibieza de corazón y divagaciones de la mente, para que con firmes pensamientos y calurosos afectos, podamos adorarte en espíritu y en verdad; mediante Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Por la Mañana.

OH Dios, el Rey eterno, que separas el día de las tinieblas, y cambias la sombra de muerte en la mañana; Aparta lejos de nosotros los malos deseos, indina nuestros corazones a cumplir tu ley, y guía nuestros pies en el camino de paz; para que habiendo cumplido tu voluntad con gozo durante el día, podamos, cuando llegue la noche, regocijamos en darte gracias; mediante Jesucristo nuestro Señor. Amén.

DIOS Todopoderoso, quien sólo nos dió el aliento de vida, y sólo puede conservar en nosotros los santos deseos que tu nos comunicas; Te suplicamos, por amor de tus compasiones, que santifiques todos nuestros pensamientos y propósitos; para que ni empecemos una acción sin intención pura ni la continuemos sin tu bendición. Y concede que, teniendo los ojos de la mente abiertos para contemplar las cosas invisibles y no vistas, podamos ser inspirados en nuestros corazones con tu sabiduría, y en nuestras labores ser sostenidos por tu fuerza, y al fin aceptables a ti como tus fieles servidores; mediante Jesucristo nuestro Salvador. Amén.

Por la Noche.

OH Señor, mantén a tus siervos, durante todo el día, hasta que las sombras se extiendan alargándose y llegue el crepúsculo, y el mundo atareado se acalle, y pase la fiebre de vida, y nuestra labor haya sido concluida. Entonces en tu misericordia concédenos seguro albergue, y santo descanso, y al fin paz. Amén.

OH Dios, Tú que eres la vida del hombre mortal, la luz de los fieles, la fuerza de los que trabajan, y el descanso de los que mueren; Te damos gracias por las bendiciones oportunamente recibidas durante el día, y humildemente suplicamos nos des tu misericordiosa protección durante toda esta noche. Consérvanos, te suplicamos, en seguridad hasta las horas del alba; mediante Aquel que murió por nosotros y resucitó, tu Hijo, nuestro Sal vador Jesucristo. Amén.

Domingo por la Mañana.

OH Dios, Tú que nos alegras con el recuerdo semanal de la gloriosa Resurrección de tu Hijo nuestro Señor; Otórganos en este día tal bendición por medio de nuestra adoración a ti, que los días venideros puedan ser empleados en tu servicio; mediante el mismo Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Por Confianza y Tranquilidad.

OH Dios de paz, que nos has enseñado que en el arrepentimiento y descanso espiritual seremos salvos, y en la tranquilidad y la confianza consistirá nuestra fortaleza; Levántanos por el poder de tu Espíritu, te suplicamos, a tu presencia, en donde podamos contemplarte en silencio y saber que Tú eres Dios; mediante Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Por Dirección Divina.

OH Dios, por quien los mansos son guiados en juicio, y luz brilla en la obscuridad para el piadoso; Concédenos, en todas nuestras dudas e incertidumbres, la gracia de preguntar qué es lo que tú desearías que hiciéramos, a fin de que el Espíritu de Sabiduría pueda salvamos de falsas decisiones, y que en tu luz veamos luz, y no tropecemos en tu derecha senda; mediante Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Por Plena Confianza.

OH Amantísimo Padre, que deseas te demos gracias por todas los cosas, y no temer nada sino el perderte a ti, y que descarguemos todos nuestros cuidados en ti, que nos amas; Presérvanos de temores infieles y de ansiedades mundanas, y concede que ninguna nube de esta vida mortal pueda ocultar de nosotros la luz de ese amor que es inmortal, y que Tú nos has manifestado en tu Hijo, Jesucristo nuestro Señor. Amén.

OH Padre Celestial, que comprendes a todos tus hijos; Permítenos por medio de tu don de fe traer nuestras dudas a la luz de tu sabiduría, y que recibamos el bendito aliento de tu simpatía y un conocimiento más claro de tu voluntad; a ti tributándote gloria por todos tus dones bondadosos; por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Por el Gozo en la Creación.

OH Padre Celestial, que has llenado el mundo de belleza; Abre, te suplicamos, nuestros ojos para contemplar tu mano bondadosa en todas tus obras; para que regocijándonos en tu creación entera, podamos aprender a servirte con alegría; por amor de Aquel por quien todas las cosas fueron creadas, tu Hijo Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Por los Hijos.

OMNIPOTENTE Dios, Padre Celestial, que nos has bendecido con el gozo y el cuidado de los hijos; Dános luz y fuerza para educarlos, a fin de que puedan amar todo lo que es puro y verdadero, amable y de buen nombre, siguiendo el ejemplo de su Salvador Jesucristo. Amén.

Por los Ausentes.

OH Dios, cuyo cuidado paternal se extiende hasta las partes más remotas de la tierra; Humildemente te suplicamos veas y bendigas misericordiosamente a cuantos amamos, ahora ausentes de nosotros. Defiéndelos en todo peligro de alma y de cuerpo; y concede que ellos y nosotros, acercándonos más a ti, seamos unidos por tu amor en la comunión de tu Santo Espíritu, y en la comunión de tus santos; mediante Jesucristo nuestro Señor. Amén.
 

Additional Prayers

Por los que Amamos.

OMNIPOTENTE Dios, confiamos a aquellos que nos son queridos a tu fiel cuidado y amor, en esta vida y la venidera; sabiendo que tú estás haciendo por ellos mejores cosas que las que podamos desear o suplicar; rogándote que continúes protegiéndolos; mediante Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Por el Restablecimiento de un Enfermo.

OH Dios de misericordia, dador de vida y de salud; Bendice, te rogamos, a tu siervo, [N.], y a los que le administran tus dones sanativos; para que pueda ser restaurado a la salud del cuerpo y de la mente; mediante Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Por Uno que va a ser Operado.

OMNIPOTENTE Dios nuestro Padre Celestial, te suplicamos misericordiosamente alientes a tu siervo en su sufrimiento, y bendigas los medios que se usen para sanarle. Llena su corazón de confianza, de modo que aunque llegue a temer, pueda sin embargo poner su seguridad en ti; mediante Jesucristo nuestro Señor. Amén.

En un Cumpleaños.

VELA por tu hijo, oh Señor, conforme aumentan sus días; bendícele y guíale doquiera se halle, guardándole sin mancha de este mundo. Fortalécele cuando permanezca en pie; consuélale cuando se sienta desanimado o triste; levántale si cae; y que pueda permanecer en su corazón todos los días de su vida, la paz que excede a todo entendimiento; mediante Jesucristo nuestro Señor. Amén.

En el Aniversario de un Difunto.

OMNIPOTENTE Dios, recordamos hoy en tu presencia a tu siervo fiel [N.], y te rogamos que, habiendo abierto para el las puertas de una vida más amplia, te sirvas recibirle más y más en tu grato servicio; a fin de que pueda ganar, contigo y tus siervos por doquier, el triunfo eterno; mediante Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Por los Enfermos de la Mente.

PADRE Celestial, te suplicamos que tengas compasión de todos tus hijos que se hallan enfermos de la mente. Restáurales a su fortaleza mental y alegría del espíritu, y concédeles salud y paz; mediante Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Por la Bendición sobre todas las Familias.

OMNIPOTENTE Dios, nuestro Padre Celestial, que constituyes en familias al solitario; Encomendamos a tu cuidado continuo los hogares en que mora tu pueblo. Aparta de ellos, te suplicamos, toda raíz de amargura, deseo de vanagloria y orgullo de vida. Llénalos con fe, virtud, conocimiento, templanza, paciencia y santidad. Enlaza juntamente en afecto constante aquellos que en santo desposorio, han sido hechos una sola carne; vuelve los corazones de los padres a los hijos, y el corazón de los hijos a los padres; y de tal manera enciende la caridad entre todos nosotros, que seamos siempre afectuosamente unidos en amor fraternal; mediante Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Por todos los Pobres, Sin Hogar y Desamparados.

OH Dios, Todopoderoso y misericordioso, que sanas a los de corazón quebrantado, y cambias la amar gura del triste en alegría; Sea tu bondad paternal sobre todos los que tú has creado. Recuerda con piedad a cuantos hoy día se hallan destituídos, sin hogar y olvidados de sus semejantes. Bendice la congregación de tus pobres. Levanta a los abatidos. Proteje poderosamente a los inocentes que sufren, y santifica para ellos las injusticias que sobrellevan. Alienta con esperanza a los que se hallan desanimados y afligidos, y mediante tu gracia celestial preserva de caída aquellos cuya penuria sirve de tentación al pecado; aunque se hallen molestados en todo sentido, no permitas que desmayen; y aunque en perplejidad, líbrales de la desesperación. Concede esto, oh Señor, por amor de Aquel que por nosotros se hizo pobre, tu Hijo, nuestro Salvador Jesucristo. Amén.

Por Fidelidad en el Uso de los Bienes Temporales.

OMNIPOTENTE Dios, cuya mano amante nos ha dado cuanto poseemos; Concédenos gracia para que podamos honrarte con nuestros bienes, y recordando la cuenta que algún día tendremos que rendir, podamos ser fieles mayordomos de tu generosidad; mediante Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Intercesión General.

OH Dios, por cuya palabra el hombre sale a su trabajo y a su labor hasta la tarde; Ten misericordia de aquellos cuyos deberes son difíciles y abrumadores, y consuélales en cuanto a su tarea. Sé Tú el escudo contra toda desgracia y daño a los trabajadores en sus ocupaciones. Protege los esfuerzos de la industria digna y honrada, y no permitas que el jornal del obrero sea retraído por fraude. Inclina el corazón de los patronos y el de los obreros a sobrellevarse mutuamente, en equidad y buena voluntad. Da el espíritu de gobierno y mente sana a todos los que se hallen constituídos en autoridad. Bendice a todos aquellos que se emplean en obras de misericordia o en escuelas de buena enseñanza. Cuida a todas las personas de edad avanzada, y a todos los pequeñuelos, a los enfermos y afligidos, y a todos los que viajan por tierra, mar o aire. Recuerda a todos los que por razón de debilidad están oprimidos, o por causa de pobreza, olvidados. Que los suspiros tristes de los encarcelados lleguen hasta ti; y según la grandeza de tu poder, preserva Tú a todos los que están bajo pena de muerte. Presta oído a nuestra oración, oh Padre bondadoso y misericordioso, por amor de tu querido Hijo, nuestro Salvador Jesucristo. Amén.

Gracias antes de Comer.

BENDICE, oh Padre, tus dones para nuestro uso, y a nosotros en tu servicio; por amor de Cristo Jesús. Amén.

DANOS corazones agradecidos, nuestro Padre, por todos tus beneficios, y haznos pensar en las necesidades de nuestros semejantes; mediante Jesucristo nuestro Señor. Amén.

 

 

Web author: Charles Wohlers U. S. EnglandScotlandIrelandWalesCanadaWorld